lunes, 23 de marzo de 2009

27ª jornada: Moratalla 1 - 3 Samtomera

27ª jornada: Moratalla 1 - 3 Santomera

Escrito por trecera.com
lunes, 03 de marzo de 2008


MORATALLA 1 - SANTOMERA 3

El Moratalla pierde tras fallar dos penaltis (1-3) I. M.

El Moratalla pierde su segundo partido consecutivo fallando dos penaltis. El 0-1, obra de Aitor y el 0-2 lo hacía Regueras de fuerte disparo; el minuto 78, Germán hacía 1-2, y el minuto 84, Mara, de penalti sentenciaba el encuentro (1-3).

Moratalla: Navarro; Maylan, Botella, Álvaro, José Ángel (Oliver), Chuchín (Ginés), Isra, Josico, P. Medina, Sánchez y Fari (Germán).

Arimesa Santomera: Alex; Callejón, Samuel, Toli, Frutos, Rabadán, Parri (Jesús), M. Vergara, Aitor (Alex II), Mara y Regueras (Jhony).Árbitro: Hernández Ferrer. Bien. Amonestó, locales, Botella, Álvaro, Isra, Josico, P. Medina y Navarro (2), expul. min. 84; visitantes, Callejón, Frutos, Rabadán, Parri, M. Vergara y Mara.Goles: 0-1, min. 39: Aitor. 0-2, min. 52: Regueras. 1-2, min. 78: Germán. 1-3, min. 84: Mara (p.).

martes, 17 de marzo de 2009

Temporada 2007/2008

En el equipo del Noroeste cabe destacar a Navarro, un porterazo que ha sido uno de los responsables de que el equipo estuviera en los puestos altos. Fran Alemán, que ha hecho un final de temporada muy goleador, el cual no ha pasado desapercibido y Miguel Ángel, un extremo zurdo que jugaba a pierna cambiada. Dos jugadores del Real Murcia B que han tenido la oportunidad en un equipo en el que también destacó Germán, un juvenil debutante que marcaba cada vez que salía, y que hizo olvidar a Paco Medina, que causó baja mediada la temporada por los problemas económicos que acusó el club moratallero.

NOMBRES PROPIOS TEMPORADA 2007/08

Nombres propios de la temporada 2007 / 08
Escrito por Juan Pijo
Sábado, 12 de Julio de 2008 12:49

Si hablamos de nombres propios de una competición tenemos visita obligada al rincón estadístico. Allí encontramos al máximo goleador, que ha sido el madrileño David Gascón, “Copito”. Treinta y cuatro goles en la temporada regular, casi a uno por jornada, siete partidos seguidos marcando, tres hat-tricks... sin duda un gran goleador. También abrió el marcador para remontar la eliminatoria ante el Reus, que daría con el Sangonera Atlético en la final para su posterior ascenso a la categoría de bronce del fútbol estatal. Casi la mitad de goles del segundo clasificado del grupo fueron obra de este gran delantero.

Copito celebra un gol con Alex García.

Mucha de la culpa de que el equipo verdiblanco haya conseguido el ascenso es del “9”, pero no sería justo hablar de la machada conseguida sin mentar a varios de sus jugadores, pero de entre ellos destacamos al otro delantero: Juan Carlos. Esta dupla ha fabricado gran parte de los goles de su equipo, ya fuera marcando, provocando un penalti o dando el pase decisivo. El ariete murciano ha superado incluso los ocho goles conseguidos la temporada anterior con La Unión, llegando hasta los trece esta temporada. Al gran trabajo de estos dos depredadores del área sumamos el trabajo menos llamativo pero tan importante de Álex García. Este jugador ha sido un comodín para Paco Pliego, que lo ha utilizado en ambos laterales, en el centro del campo, como interior... y siempre dando buen resultado. A su juventud suma esfuerzo y ganas, no reñidas para nada con la calidad que le han hecho realizar varios goles, y dar también buenos pases. Fue compañero de Pedro Barrancos, otro jugador destacado que debutaba en Tercera y lo ha hecho con una gran nota.


Juan Carlos lucha por alto un balón. Pedro Barrancos, rodeado de contrarios.

Por supuesto no puede quedar sin destacar la figura del entrenador, que ha conseguido el ascenso perdiendo sólo dos partidos desde que llegó al equipo verdiblanco. Tenía buenos jugadores y él ha hecho un buen equipo. Llegó con la temporada empezada, tras el comienzo titubeante de Fernando Maestre, pero pronto ha sabido hacer que el equipo juegue como él quería. Y Paco Pliego ha logrado el éxito.


Paco Pliego protesta una decisión arbitral.

No lo ha conseguido Gabi Correa finalmente, pero desde luego no puede pasar desapercibido su trabajo, y es que desde su llegada el equipo ha ido a más, perdiendo sólo el partido en Sangonera que le podía haber hecho subir algún puesto en la clasificación final. Es, además, el único entrenador que ha conseguido derrotar al temido Atlético Ciudad. Su media temporada al mando del Caravaca ha sido impresionante, goleando al Real Oviedo y con el único lunar de la derrota en el último partido que le impidió el salto de categoría. Era su segunda intentona consecutiva, pero ni aún así quiso buscar otros culpables que no fueran razones deportivas cuando le preguntaban por el árbitro tras acabar el último partido y con él la ilusión por ascender, lo que demuestra la gran calidad humana del uruguayo. La deportiva queda reflejada al ver su poco menos de media temporada a cargo del equipo del Noroeste.


El técnico uruguayo Gabi Correa.
Entre sus jugadores encontramos al capitán, Vilaseca, que ha sido el jugador sobre el que ha caído el peso del equipo, y ha podido con él, llevándolo hasta lo más alto y consiguiendo nada menos que trece goles, aún siendo mediocentro e incluso en ocasiones central. Junto a él destacamos a Josevi, un extremo derecho con un guante en su bota derecha, desde la que han salido innumerables balones que eran claros pases de gol a sus compañeros y también nada más y nada menos que quince goles. También habría que destacar el final de temporada de dos jugadores que han estado toda la campaña con el Caravaca como son Pelusa, crecido al final de temporada con un juego fantástico y Parches, que hizo siete goles en las últimas siete jornadas, logrando goles importantísimos para que finalmente su equipo estuviera entre los cuatro mejores del grupo. Otro que fue destacado al final, pues fue cuando llegó a la ciudad de la Cruz fue un viejo conocido de esa afición: Elías. Sabía que la gente le iba a pedir que tomara el protagonismo para hacer crecer a su equipo y vaya si lo hizo. No sólo ha destacado con sus goles, sino con su juego, marcando el ritmo que más le interesaba a su equipo y convirtiéndose en todo un referente para el equipo del Noroeste.



Parches, rodeado de contrarios.



Vilaseca, el capitán del Caravaca.
Josevi, dinamita por banda derecha.

En ese equipo consiguió sus mayores logros como jugador el siguiente nombre propio: Beto Bianchi. Ya de entrenador, asumió el reto de subir de categoría al equipo más poderoso económicamente y con los mejores jugadores en su plantilla, pero con poco más de un mes y tras pasar por sus órdenes medio centenar de jugadores. Como todo nuevo proyecto, comenzó con dudas. Pronto se hizo fuerte en defensa, algo que ha destacado siempre en sus equipos, formó el equipo desde atrás, sin recibir goles y esperando alguna genialidad de sus jugadores, muchos de ellos genios. Poco a poco se fue haciendo fuerte y ganándose el respeto y admiración de la poca gente que no sabía ya de su buen hacer, demostrado durante dos años seguidos en la Tercera murciana.

Beto y Paco Sánchez, del Ciudad. Zapata, nuevamente el Zamora del grupo XIII.

Como hace dos años, consiguió que su portería fuera la menos goleada. En ella estaba el que fue Zamora con él entonces, Miguel Ángel Zapata. El portero empezó siendo suplente, pero esperó su momento y demostró que es uno de los mejores porteros de la Tercera. Más de quinientos minutos seguidos mantuvo su portería imbatida, recibiendo seis goles en dieciséis partidos jugados en casa. Del equipo rojinegro podríamos destacar a toda la plantilla, pero nos quedamos con otro canterano del Ciudad de Murcia, compañero de Zapata desde hace años: Martín Ortega. El jugador, que ya debutó en Segunda División, empezó jugando de delantero centro y marcó el primer gol de la historia para el Atlético Ciudad. Después ha jugado de extremo por ambas bandas, de mediapunta y como ariete, demostrando que su velocidad y buen manejo del balón hacen de él uno de los mejores atacantes del grupo, ganándose por méritos propios jugar la próxima temporada en Segunda B. En su equipo sólo Mara ha hecho más goles que él. El jugador mazarronero ha logrado su segundo ascenso consecutivo a sus veintitrés años recién cumplidos, pidiendo ya un puesto en Segunda B.


Ortega se va de dos contrarios. Mara, con el balón.

Cabe destacar en este equipo a un jugador que si bien por números no había sido de lo más destacado sí lo ha sido por todo lo que ha aportado al equipo sobre todo en el tramo final de la temporada. Pepe Aguilar era conocido por haber logrado el ascenso con dos equipos murcianos, siendo además siempre un jugador decisivo cuando se trataba de eliminatorias por el ascenso. Y esta vez no podía ser menos. Él abrió el marcador en el último partido y fue el jugador más destacado en los cuatro partidos decisivos para lograr el ascenso. A sus treinta y ocho años demostró estar en un gran estado de forma física, sin haber estado lesionado en toda la temporada, dotando además al equipo de una tranquilidad en los momentos duros que han tenido, siendo un grande también fuera del campo.

Pepe Aguilar, otro ascenso... y sigue sumando.

El otro equipo que ha conseguido el ascenso ha sido el Real Murcia B, dirigido por José Miguel Campos, que ha sabido superar el bache en el que parecía haberse metido su equipo y lograr el ascenso. Comenzó con una sonrojante derrota frente al Pinatar, siendo goleado, pero poco a poco fue mejorando. Cuando era uno de los pocos equipos que aún no habían perdido en casa cambió el césped artificial de un campo pequeño por el natural del Sánchez Cánovas, costándole entonces mucho sacar los partidos, sembrando la duda incluso de si el equipo llegaría a promocionar. Luego no sólo lo hizo sino que además consiguió el ascenso en un grupo relativamente fácil. Otro problema que tuvo que subsanar el técnico mazarronero fue la baja temporal de dos de sus mejores jugadores: Aquino y Pina, que se fueron con el primer equipo.


Dani Aquino y Alberto han conseguido el ascenso a 2ª B.

Sin embargo contó con uno de los mejores porteros de la categoría: Alberto García. El catalán llegó a debutar incluso en Primera ante todo un F.C. Barcelona y tiene ofertas de clubes de categorías superiores. Junto a él habría que destacar a Juanjo y a Gonzalo, que han alternado el puesto en la banda derecha, si bien el madrileño también ha jugado el en centro del campo. Velocidad y juventud sumadas a la calidad de dos jugadores que han sido muy importantes en el ascenso del filial grana. Junto a ellos hay que destacar a Dani Aquino, subcampeón mundial con la selección española sub-17. También destacó otra zurda prodigiosa, sobre todo en el final de temporada, la del granadino Jonathan, que dio más de la mitad de los goles al equipo grana en las últimas seis jornadas, casi todos ellos a balón parado, demostrando así el magistral golpeo de balón con su bota izquierda.
Y no podemos dejar de destacar a David Torres, el goleador del equipo pimentonero, que supo aparecer cuando su equipo más lo necesitó.

De los equipos que quedaron fuera de la promoción, empezando por el Pinatar, hay que destacar a su dupla de delanteros, Andrés y Quintana, que han conseguido más de cuarenta goles entre ambos. Ellos dos, con los grandes jugadores en defensa (Pinto, Valdeolivas, Aranbarri, Carpio...), pese a no haber logrado mejor resultado, y junto a Pablo Box y al portero Paco Jiménez, han sido los mayores artífices de que el equipo de San Pedro mantuviera la ilusión por promocionar casi hasta el final de temporada.

Emilio Pinto, un gran defensa.

En el Calasparra destacó Paco Jurado, tanto que acabó dando el salto de categoría en el mercado de invierno, y quedó siendo uno de los máximos goleadores del grupo pese a haber disputado sólo la mitad de la temporada. Con su marcha, el equipo quedó tocado, pero destacaron jugadores como Dieguito, Garrido, Félix Cuesta o Merino, pero sobre todos ellos Julio Cardozo, uno de los mejores centrocampistas del grupo y que supo ser el capitán de su equipo, echándose la responsabilidad a su espalda y dirigiendo magistralmente a un buen bloque de jugadores, unidos por el buen hacer de Rafa Muñoz. Y es que el Calasparra ha sido uno de los equipos que mejor fútbol han hecho en esta temporada, siendo una de las revelaciones del campeonato.

Julio Cardozo celebra un gol.

También lo han sido Moratalla y Cieza, animadores de la parte alta de la clasificación en buena parte de la temporada. En el equipo del Noroeste cabe destacar a Navarro, un porterazo que ha sido uno de los responsables de que el equipo estuviera en los puestos altos. Fran Alemán, que ha hecho un final de temporada muy goleador, el cual no ha pasado desapercibido y Miguel Ángel, un extremo zurdo que jugaba a pierna cambiada. Dos jugadores del Real Murcia B que han tenido la oportunidad en un equipo en el que también destacó Germán, un juvenil debutante que marcaba cada vez que salía, y que hizo olvidar a Paco Medina, que causó baja mediada la temporada por los problemas económicos que acusó el club moratallero.

Navarro, el portero del Moratalla.

David Zamora ha sido el responsable principal del buen hacer del Cieza, y es que el equipo espartero ha hecho una gran campaña, pese a tener una plantilla limitada. Sin embargo, el gran trabajo del entrenador a cargo del conjunto de la Perla del Segura ha hecho que en Cieza se viera un espectáculo ofensivo muy agradable para el espectador. No obstante, en La Arboleja se han registrado las mejores entradas de la liga regular, superadas sólo por los aficionados que han ido a ver al campeón del grupo. Al mando de este equipo ha estado un incombustible de la Tercera murciana, Manolo Illán, que además ha conseguido doblar los goles conseguidos en la temporada anterior con el Olímpico de Totana, siendo uno de los máximos artilleros del grupo, siendo un peligro constante a balón parado y un seguro desde el punto de penalti.

Manolo Illán, el líder del Cieza.

Por encima de este equipo quedó La Unión, pero sin embargo fue una de las decepciones de la temporada, pues la inversión en este equipo era para haber logrado mayores cotas. Manolo Sánchez supo hacer del equipo minero un conjunto muy difícil de batir, pero fue tarde, cuando las distancias con los equipos de arriba eran ya muy lejanas. De poco sirvieron los trece goles de Meca o las buenas jugadas de Paco Meroño, respaldados por una gran defensa, muy seria y expeditiva, comandada desde la portería por César Gálvez, seguramente el jugador con mejor carrera deportiva de todo el grupo.

Meca, el goleador aguileño de La Unión.

También en Las Palas se esperaba algo más de su equipo, pero el trabajo de Carlos Trasante tardó en ver sus frutos y la notable campaña del equipo palero no fue suficiente para alcanzar cotas sobresalientes conseguidas por otros equipos murcianos. En su plantilla cabe destacar a Rubio y Coco, gran clase en las bandas, pero sobre todo a Héctor Yuste y Koeman, dos jugadores del Cartagena que se han fogueado en el equipo blanquiverde para volver ahora a la disciplina del que fuera su equipo, para intentar jugar en Segunda B.

Koeman ha sido el delantero de Las Palas.

Otro equipo que ha sido una agradable sorpresa ha sido el Santomera, dirigido por Pascual Nicolás, que ha sabido sacar un gran rendimiento a su plantilla, haciendo un equipo muy sólido, duro y difícil de batir, donde ha destacado uno de los jugadores que más se acomodaba a este tipo de juego: Rabadán. Gran trabajo defensivo también el de Frutos o los jóvenes laterales Callejón y Samu. Pero todo ello respaldado por un gran portero, Alex Sarriá, que ha dado muestras de su calidad, no reñida con su juventud.

Alex Sarriá, un seguro en la potería.

El Muleño fue una de las sensaciones de la primera parte del campeonato donde destacaron los goleadores Raúl Gutiérrez y Mendy, además del buen juego de Juan “el Topo” y la buena dirección desde el centro a cargo de Raúl Deaza. Poco a poco se fue desinflando, hasta meterse en la mitad baja de la tabla, donde encontramos al Yeclano, un equipo hecho a base de cantera y pocos retoques, pero bien sabidos llevar por el entrenador Sandroni, que ha hecho que este equipo no pasase apuros para mantener la categoría. Raúl destacó al principio de temporada, pero una lesión cortó su magnífica racha y el equipo tuvo que depender de las apariciones de José Ramón, Andrés y sobre todo Tonete.

Mendi, goleador del Muleño hasta el mercado invernal.

Sandroni, el entrenador del Yeclano y Raúl, el delantero centro del equipo del Altiplano.

Sus vecinos de Jumilla también pasaron apuros, pero finalmente los goles de Josete y la magnífica campaña de Juanito, sumada a la de un seguro Cristian, que hasta marcó un gol de falta, colocaron al equipo lejos de los puestos de descenso.

Cristian y Juanito, dos de los pilares del Jumilla.

Más cerca quedó el Lorca B, con un equipo muy joven, recién ascendido y con pocos retoques, además de los cambios en la portería, debidos también a las necesidades del primer equipo. De esta plantilla cabe destacar el buen trabajo defensivo, siendo el equipo menos goleado fuera de casa junto al R. Murcia B. El responsable, su entrenador, Fernando Burgo, que contó con la confianza de su presidente pese a la mala racha vivida mediada la temporada. Entre sus jugadores destacados encontramos a Mikel, Fernando, Ricki y Antonio Muñoz, que han hecho una buena temporada.

Mikel, centrocampista del Lorca B.

Más complicada fue para el otro equipo de la ciudad del Sol, el Ciudad de Lorca, que salvó la categoría a dos jornadas del final. Gaspar Peña fue su entrenador hasta el final y tuvo que contar con bastantes cambios en su plantilla, pero se aferró al buen hacer de Alex Barroso, con sus dieciséis goles, de Eloy, llegado en el mercado invernal, al internacional por Guinea Bissau Mauro o a Julio César, mediocentro lorquino, pero de las categorías inferiores del Barça, que tuvo que jugar en ocasiones de central.


Alex Barroso, un depredador del área.

También se salvó el Bala Azul, pese a contar con ciertas bajas importantes a final de temporada. Sin embargo, Emilio se erigió en figura para salvar a los del Puerto de Mazarrón, y unido a Meroño, Alcón o la calidad de Mendi, hizo que el conjunto dirigido por Juan Lillo permaneciera una temporada más en Tercera.

Los goles del Bala Azul corrieron a cargo de Alcón.

No pudieron hacerlo Alquerías y Ceutí Atlético, aunque sí algunos de sus jugadores mantendrán la categoría al firmar por otros equipos de Tercera, como son Cánovas, Oropesa y posiblemente Juanfran o José entre otros, por parte de los de la Vega Media y Alcalde, Torres, Pipa o el portero Rubén. El descenso se veía venir desde unas jornadas antes de acabar la liga y eso sirvió para que unos y otros pensaran ya en el año siguiente. El proyecto para el equipo de Alquerías pasa por las manos de Juan Antonio Calvo, que cogió al equipo en las últimas jornadas para enfrentarse a R. Murcia B, Atlético Ciudad y Sangonera Atlético entre otros, cosechando tan sólo una derrota en tan duros enfrentamientos.


Cánovas, central del Ceutí Atlético. Los jugadores del Alquerías celebran un gol.

El Olímpico de Totana fue el último equipo en descender a Preferente, y lo hizo pese a contar con jugadores en sus filas como los experimentados Trino y Ginés Requena, el guardameta Alberto Hidalgo o los más destacados, como fueron Pincho, José Agustín y Gonzalo, a los que seguro no les faltarán ofertas de categorías superiores.


Gonzalo, jugador del Olímpico.